Incontinencia Urinaria por Esfuerzo
Incontinencia Urinaria por Esfuerzo
noviembre 30, 2017
Dispareunia: Dolor en las Relaciones Sexuales
¿Qué es la Dispareunia?
enero 14, 2018
Mostrar todo

Incontinencia Urinaria de Urgencia

Incontinencia Urinaria de Urgencia

 

Si sientes un deseo repentino e incontrolable de orinar y muchas veces no eres capaz de llegar al baño o has tenido la sensación urgente de ir al baño justo cuando estás con las llaves en la mano a punto de abrir la puerta de casa y esto te sucede con frecuencia, quizá tu problema sea que padeces de Incontinencia Urinaria de Urgencia.

La Incontinencia Urinaria de Urgencia es la necesidad repentina y frecuente de orinar. Es posible que sólo pasen unos pocos segundos entre sentir que su vejiga está llena y tener que ir al baño, de pronto no alcanza a llegar a tiempo al baño o se le puede escapar la orina.

La necesidad de orinar se puede desencadenar por algo tan simple, como oír correr agua o toser. Algunas personas también sienten la necesidad de orinar durante las relaciones sexuales, especialmente en el orgasmo.

 

Causas de la Incontinencia Urinaria de Urgencia

La incontinencia urinaria de urgencia ocurre cuando se produce una interrupción de los reflejos que controlan la vejiga. Cuando la vejiga se contrae enérgicamente, los músculos de salida de ésta no pueden permanecer cerrados. Cuando las señales de llenado de la vejiga que se transmiten al cerebro no se inhiben adecuadamente, la fuerte sensación de orinar se siente incluso cuando la vejiga no está llena. La pérdida involuntaria de orina se produce cuando ocurre esta fuerte sensación de orinar.

Aunque algunos problemas médicos u otras patologías se asocian con la incontinencia urinaria de urgencia, en muchos casos la causa directa es desconocida. En algunos casos, la incontinencia urinaria de urgencia puede ser el resultado de problemas médicos como:

  • Problemas neurológicos: Diabetes mellitus, enfermedad de Parkinson, ataque apopléjico, lesiones a la médula espinal, esclerosis múltiple, demencia y enfermedad de Alzheimer.
  • Infección del tracto urinario.
  • Uretritis o vaginitis
  • Cálculos o tumores renales o vesicales.
  • Cistitis intersticial.
  • Próstata agrandada, tumor de próstata o prostatitis.
  • Disminución de estrógenos en la mujer posmenopáusica.
  • Cirugía previa vesical o pélvica.
  • Efectos secundarios de diuréticos (píldoras para eliminar agua).

Otras patologías que pueden derivar en incontinencia urinaria de urgencia son:

  • Constipación.
  • Agentes irritantes de la vejiga como la cafeína, alcohol.
  • Deshidratación.
  • Producción excesiva de orina.

En los hombres, la incontinencia urinaria de urgencia puede ser causada por un agrandamiento de la próstata. Esto es más frecuente a medida que envejece. También puede ser un efecto secundario de la resección transuretral de la próstata (RTUP): Una operación para extirpar parte de una próstata agrandada. Sin embargo, a menudo la incontinencia de urgencia no tiene una causa específica.

 

Diagnóstico de la incontinencia urinaria de urgencia

El objetivo principal del diagnóstico es identificar las causas y los factores que contribuyen a la incontinencia urinaria de urgencia. A menudo existen múltiples causas. Por lo tanto, la evaluación inicial incluye los siguientes componentes.

  • Historial: Su médico necesita averiguar las circunstancias asociadas con el inicio de la incontinencia urinaria de urgencia y determinar cualquier enfermedad que afecte el funcionamiento del tracto urinario, si toma algún medicamento, si fuma, si ha tenido alguna cirugía previa, etc.
  • Diario vesical: Éste se usa para determinar la frecuencia, los síntomas y los factores asociados o precipitantes de la incontinencia. Podrá preguntarle con qué frecuencia va al baño, qué tan frecuentes son los escapes, si tiene que correr para ir al baño, clase y cantidad de líquidos, etc.
  • Examen físico: Examen que se realiza para evaluar las anormalidades cognitivas, neuromusculares, gastrointestinales, ginecológicas o urológicas, examen de orina, urocultivo y sensibilidad. Estos exámenes se realizan para evaluar el funcionamiento y detectar infecciones del tracto urinario. Una valoración funcional de los músculos mediante un examen digital vaginal y/o anal también puede ser requerida.
  • Cistometría simple. Ésta se usa para evaluar el funcionamiento de la vejiga cuando está llena de líquido.
  • Maniobra de esfuerzo. Ésta se usa para medir la incontinencia cuando se tose o estornuda con la vejiga llena.

 

Tratamiento de la incontinencia urinaria de urgencia

 

1. CAMBIOS EN ESTILO DE VIDA:

  • Reducir su consumo de cafeína ya que la cafeína puede irritar la vejiga. La cafeína se encuentra en el té, café, refrescos de cola y el chocolate.
  • Estos son algunos de los productos que con más frecuencia los pacientes refieren como irritantes de la vejiga: Alcohol, especias, edulcorantes como el aspartamo, bebidas carbonatadas, frutas ácidas y zumos, cebolla y vinagre. Si no tienes identificado el efecto que estas sustancias provocan en tu urgencia urinaria, te recomiendo que pruebes a eliminarlos de tu dieta durante unas semanas. Si sientes mejoría, ya tienes un truco
  • Perder el exceso de peso: La Organización Mundial de la Salud recomienda hacer 150 minutos (dos horas y media) de ejercicios moderados a la semana. Puede hacerlo durante 30 minutos al menos cinco veces por semana. En la actualidad se considera como una medida preventiva eficaz evitar la sobrecarga del suelo pelviano.
  • Cambiar la cantidad de agua que consume: puede ser una buena idea tomar más o menos agua, según lo que acostumbra habitualmente. Su médico de cabecera le indicará la cantidad.
  • Consumir una dieta sana y equilibrada que incluya muchas frutas y verduras y otros alimentos que contengan fibra. Esto ayudará a evitar el estreñimiento.

 

2. FISIOTERAPIA:

Consiste en la contracción de los músculos que inician y detienen el flujo de la orina. Realizar ejercicios del suelo pélvico contrayéndolos y relajándolos de vez en cuando y en todas las posiciones posibles, con contracciones rápidas, lentas y escalonadas. La contracción precisa del suelo pélvico que se encuentra entre el pubis y el cóccix, sin utilizar los músculos abdominales o los glúteos. Los músculos deben relajarse completamente entre una contracción y otra.

Biorretroalimentación o biofeedback: Es una técnica simple, indolora, que ayuda a ejercitar los músculos pélvicos. Un sensor en forma de tampón es ubicado en la vejiga o en el recto, mientras se ubica un electrodo en el abdomen. El sensor lee las señales eléctricas generadas por la contracción de los músculos. Las señales se muestran a través de la pantalla del computador, permitiéndole al paciente utilizar los músculos correctos. El biofeedback permite aprender cómo fortalecer más efectivamente los músculos pélvicos.

La estimulación eléctrica también puede ser usada y su objetivo es intentar inhibir las contracciones involuntarias de la vejiga mediante la estimulación selectiva de las fibras nerviosas en el suelo pélvico, que conducen a la contracción de la musculatura, ya sea de forma directa o a través de los reflejos espinales

3. ENTRENAMIENTO DE LA VEJIGA:

El entrenamiento de la vejiga consiste en volver a aprender a orinar y cómo ignorar o suprimir la necesidad de orinar aumentando gradualmente el tiempo entre una orina y otra. Esto supone vaciar la vejiga a horas fijas, aumentando gradualmente el tiempo entre los intervalos. A la larga, usted tendrá menos deseos urgentes de orinar y podrá adoptar un patrón más regular. Tiene que probar el entrenamiento de la vejiga durante al menos seis semanas para saber si funciona.

Micción programada: registro de las micciones diarias que se inician con intervalos de una hora y media durante la primera semana, para ir aumentando entre 15 y 30 minutos cada semana, hasta llegar a un ideal de 3-4 horas. El paciente debe orinar en los tiempos previstos, aunque no sienta la necesidad. De esta forma, disocia la urgencia miccional del comportamiento normal. Igualmente debe abstenerse de orinar antes del tiempo indicado y debe aprender a contenerse mediante los ejercicios de Kegel.

No se debe correr al cuarto de baño a causa de una necesidad imperiosa ya que el movimiento provoca pérdidas por el incremento de la presión abdominal y perpetúa la asociación mental entre urgencia, incontinencia y micción.

Es esencial identificar cuáles son los momentos del día o las situaciones de tu vida en las que la urgencia urinaria aparece y trastoca tus planes.

Muchos de esos momentos de urgencia también son similares entre mujeres y hombres diagnosticados con vejiga hiperactiva o urgencia urinaria, pero otros serán tan personales como cada paciente:

  • Llegar al portal de casa, al ascensor, o justo en el momento de abrir la puerta de casa o del baño.
  • Bajar la ropa interior para sentarte en la taza del váter.
  • El ruido o la vista del agua correr.
  • El tiempo húmedo y/o frío.
  • Las relaciones sexuales.
  • Los viajes, por la angustia asociada a no saber cuándo podremos parar a hacer pis.
  • El estrés.

 

4. MEDICAMENTOS

Su médico puede recetarle medicamentos, por lo general si el entrenamiento de la vejiga no ha funcionado.

Estos medicamentos actúan al hacer que los músculos de su vejiga sean menos propensos a contraerse involuntariamente (cuando usted no quiere). Tienen algunos efectos secundarios frecuentes pero generalmente leves que pueden incluir boca seca, estreñimiento, visión borrosa y somnolencia.

 

5. TRATAMIENTOS NO QUIRÚRGICOS

Se puede inyectar toxina botulínica tipo A (por ejemplo, Botox) en la vejiga para ayudar a relajar los músculos hiperactivos. Este procedimiento puede hacerse con anestesia general (que significa que permanecerá dormido durante el procedimiento) o anestesia local (que bloquea completamente el dolor del área y usted permanecerá despierto durante el procedimiento).Los efectos duran de nueve a doce meses.

 

Por último acudir a un especialista para que realice tu diagnóstico y te ayude a mejorar y tratar tu incontinencia.

 

Artículo escrito por nuestra especialista Sandra Milena Carreño Mantilla, fisioterapeuta de la Universidad del Rosario, Especialista en Gerencia de Servicios de Salud y Máster de Fisioterapia en Pelviperineología.

Ha realizado múltiples estudios con enfoque en el área pelviperineal en adultos y adultos mayores tanto a nivel de promoción, prevención y reeducación; manejando técnicas y tecnologías innovadoras en este campo.

 

FUENTES DE CONSULTA

  • https://www.efisioterapia.net/articulos/reeducacion-la-incontinencia-urinaria
  • https://www.bupasalud.com.mx/contenido/salud-bienestar/vida-bupa/incontinencia-de-urgencia
  • https://centradaenti.es/la-incontinencia-de-urgencia/
  • http://www.gericareonline.net/tools/spn/urinary/attachments/UI_11_urge_sp.pdf

2 Comentarioss

  1. Quiero saber mas sobre el tema gracias

  2. Thank you, Fantastic information.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *