Conociendo el Suelo Pélvico Masculino
Todo Sobre el Suelo Pélvico Masculino
enero 15, 2018
Dolor Pélvico Crónico: Tratamientos
Tratamientos para el Dolor Pélvico Crónico
mayo 10, 2018
Mostrar todo

Qué es y Causas del Dolor Pélvico Crónico

Dolor Pélvico Crónico: Qué es y Causas
    A continuación hablaremos de Dolor Pélvico Crónico (DPC), que es uno de los grandes desafíos para el especialista y el equipo interdisciplinario, pues el paciente que presenta DPC suele haber consultado múltiples especialidades (como medicina general, urología, ginecología, medicina de dolor, psicología, etc.) antes de conocer su diagnóstico. La proximidad de los órganos reproductivos y los prejuicios asociados a la esfera sexual, pueden hacer de este tema un “tabú” para comentar abiertamente los síntomas que presenta. Con frecuencia las relaciones de pareja se pueden afectar, así como también la autoestima y la imagen social por eso lo abordaremos ampliamente.  

¿QUÉ ES?

El Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras (ACOG) en el 2004 define dolor pélvico crónico como aquel dolor de localización pélvica, es decir en el abdomen bajo, que evoluciona por un periodo superior a 6 meses:
  • El dolor puede ser constante pero leve o agudo y similar a un calambre.
  • Puede ser continuo, o puede aparecer y desaparecer.
  • Es posible que el dolor no se sienta en un punto específico, sino en toda la región pélvica.
  • También es posible que sienta presión en la región pélvica y puede haber dificultad en las actividades diarias o el ejercicio.
  Es importante que el médico tenga en cuenta de forma detallada lo referido por el paciente, y buscar sus causas, que pueden ser de origen orgánico y/o psicosociales, ya que mientras más tiempo transcurre entre el comienzo de los síntomas y el diagnóstico, la frustración del paciente crece y lleva a automedicarse. A pesar de que en numerosas ocasiones, se intentan atribuir los síntomas dolorosos a causas orgánicas específicas, no es fácil clasificar de manera simple las causas del dolor pélvico crónico, su etiología (causas) puede ser muy variada y rara vez corresponde a un único factor. Además, no es posible establecer un diagnóstico definitivo en el 61% de los casos. Puede llegar a resultar muy incapacitante para la mujer y es por eso que hay que ser minuciosos a la hora de diagnosticarlo e indicar el tratamiento idóneo en cada caso. El dolor pélvico crónico afecta a hombres y mujeres; pero es significativamente más común en mujeres. En Estados Unidos la prevalencia del mismo se representa en mujeres en edad reproductiva entre un 15% a un 24%. En Colombia su prevalencia es del 30%.  

CAUSAS

Básicamente las causas se pueden dividir en dos grupos: cíclicas y no cíclicas, lo que nos puede ayudar a comprender si el origen del dolor está relacionado con el ciclo menstrual o no.

CAUSAS PREDOMINANTES NO CÍCLICAS

  1. Enfermedad pélvica inflamatoria: Puede ser causado por episodios recurrentes de infecciones del tracto urinario, o daño residual provocado por episodios anteriores de infección pélvica.
  2. Adherencias pélvicas.
  3. Malposición uterina: Neoplasias de aparato genital.
  4. Trastorno músculo-esqueléticos: El atrapamiento de un nervio en una cicatriz o fascia puede dar origen a dolor en la cicatriz o en la distribución del nervio. El dolor suele ser agudo, punzante o sordo y bien localizado, además aumentar con ciertos movimientos. Las anomalías estructurales, daños o enfermedades de la columna, cadera o varios músculos (abdominales, psoas ilíaco, piriformes, obturadores interno y externo) pueden causar dolor que se propaga al abdomen inferior. Este dolor puede fluctuar en severidad en el curso del ciclo menstrual por el efecto de los niveles oscilantes de progesterona y relaxina en estos tejidos. El dolor de causa músculo esquelética cambia su intensidad y localización con variaciones en la postura o con actividades específicas. Una mala postura o una diferencia en la longitud de las piernas pueden causar un dolor pelviano crónico por un estrés mecánico en las articulaciones, ligamentos y músculos.
  5. El dolor pelviano crónico puede ser de origen psicosomático. Factores como el estilo de vida, estrés, ansiedad, depresión, divorcio, abuso sexual, muerte de un familiar, etc, pueden incidir en su aparición.
  6. Alteraciones gastrointestinales: Su principal causa es el Síndrome de Colon Irritable (SCI), que está presente hasta en un 10-20% de la población. Es una enfermedad funcional, es decir el dolor surge de un cambio de hábito intestinal más que de un componente orgánico. Otras causas gastrointestinales de dolor pelviano crónico son la úlcera péptica, gastroenteritis, enfermedad inflamatoria de intestino delgado, apendicitis y hernias. Las dos condiciones requieren una interconsulta con cirugía.
  7. Patología genitourinaria: El DPC de origen urológico se debe a las estrechas relaciones anatómicas y embriológicas que existen a nivel urológico-pélvico. El 5% del DPC tiene un origen urológico causado por cistouretritis, síndrome uretral, divertículos uretrales, cistitis intersticial, tumores infiltrantes vesicales, riñón pélvico ectópico y otras causas de DPC como urolitiasis u obstrucciones ureterales. La cistitis infecciosa se caracteriza por dolor suprapúbico acompañado de disuria, frecuencia y urgencia. El agente infeccioso más frecuente suele ser la Clamidea.
  8. Factores psicosociales.
  9. Sin anomalías orgánicas demostrables.

CAUSAS PREDOMINANTES CÍCLICAS

El dolor pélvico cíclico se refiere al dolor relacionado con el ciclo menstrual. Consiste en dismenorrea primaria (ocurre cuando el dolor no tiene causa aparente) o secundaria, pero también incluye dolor pélvico atípico, dolor que comienza dos semanas antes de la menstruación, siendo una variación de la dismenorrea secundaria.
  1. Dolor de la ovulación.
  2. Dismenorrea primaria: Es el dolor en la menstruación, que tiene una incidencia de 26% a 50%. La dismenorrea primaria (DP) es el dolor sin causa aparente, mientras que en la dismenorrea secundaria (DS) hay una patología pélvica aparente ya sea por endometriosis, adenomiosis, endometritis, estenosis cervical y leiomioma.
  3. DIU (Dispositivo Intrauterino)
  4. Síndrome premenstrual: Existe dolor pélvico, así como una serie de síntomas físicos y psíquicos en la segunda fase del ciclo ovulatorio de la mujer. Tiene una incidencia del 20% de las mujeres en edad fértil.
 

Conoce aquí más información sobre el diagnóstico y tratamientos para el Dolor Pélvico Crónico

  Artículo escrito por nuestra especialista Sandra Milena Carreño Mantilla, fisioterapeuta de la Universidad del Rosario, Especialista en Gerencia de Servicios de Salud y Máster de Fisioterapia en Pelviperineología. Ha realizado múltiples estudios con enfoque en el área pelviperineal en adultos y adultos mayores tanto a nivel de promoción, prevención y reeducación; manejando técnicas y tecnologías innovadoras en este campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *